jueves, 3 de julio de 2014

Vivo o muerto vendras conmigo

A veces, recorriendo las tiendas especializadas, consigo piezas que no son de ningún juego conocido por mi, o sencillamente, piezas que me gustaría pintar,

Así sucedió con esta versión de Robocop, el original cyborg policía de los 80.

De metal, fondeado en negro y un rápido repaso con pincel seco plateado y ¡listo!, tengo un bonito adorno de escritorio.

¡Mi nombre es Murphy!

No hay comentarios:

Publicar un comentario